Español, Paisajismo

Prepara tu jardín para la primavera

Conseguir un bonito jardín puede parecer una tarea difícil. ¡Hay tanto que podar, recortar, plantar, abonar, cavar y regar en una sola estación! Pero en primavera es cuando tu jardín puede crecer y florecer. Lo primero que hay que hacer es una limpieza a fondo de todos los restos del invierno. Rastrillar, barrer las hojas muertas y hacer frente a las malas hierbas. Es mucho más fácil eliminar la maleza ahora, cuando las plantas son jóvenes y sus raíces pequeñas. También es el momento de revisar todas las plantas del jardín para detectar cualquier daño y prevenir la proliferación de insectos y hongos y para recortar el césped. El cuidado continuo ayudará a mantener el césped sano y bajo control y si es necesario se puede emplear un fertilizante específico respetuoso con el medio ambiente. La primavera es el mejor momento para empezar una pila de compost, aprovechando la recogida de hojas viejas y de restos de poda. Desmenuzarlos antes de agregarlos al cubo o pila de compost ayudará a acelerar la descomposición. Para que el compost mantenga una relación carbono:nitrógeno equilibrada hay que asegurarse de añadir la misma cantidad de material verde que de material marrón. El siguiente paso es preparar bien la tierra. Un buen sustrato es el factor más importante para conseguir un buen jardín, así que ahora es el momento de renovar la capa superior con un compost de buena calidad. Una capa de 5-8 cm enriquecerá el suelo con nutrientes y hará que las raíces crezcan mejor. Los gusanos subirán a la superficie aireando así la tierra desde abajo. Si el sustrato del jardín es de arcilla hay que hacer que el abono penetre hasta unos 50cm., ya que a la mayoría de las plantas no les gusta crecer en arcilla, las raíces necesitan bolsas de aire y espacio para desarrollarse. Si se va a comprar el compost ya embolsado es importante comprobar su composición para garantizar su calidad. Los más baratos son de calidad más baja y tienen restos de madera y arena y muy poca nutrición lo que resulta en plantas que no crecen adecuadamente. Invertir en un buen sustrato y en compost de buena calidad es fundamental para tener un buen jardín. Mientras se está quitando la maleza y preparando la tierra es el momento de mirar la luz que tiene el jardín. Es bueno comprobar qué partes están a pleno sol – que reciben por lo menos 4 horas de sol directo al día, y qué partes permanecen en sombra todo el día. Esto facilitará mucho la tarea de plantar. A la hora de empezar a pensar en plantar se pueden encontrar una amplia variedad de plantas llamativas entre las cuales escoger. Consulta en tu vivero de confianza las anuales resistentes más adecuadas para el clima mediterráneo que son las que mejor prosperan en nuestro clima templado y que florecerán de manera espectacular para que puedas disfrutar de todo el esplendor de tu jardín esta primavera.