Energías Renovables, Español

Inversores de SMA en la mayor instalación fotovoltaica aislada de las Islas Baleares

nota_de_prensa_s_m_aTerravita ha desarrollado el proyecto en el restaurante Es Jardins de Fruiteria

El pasado agosto se puso en marcha la mayor instalación aislada de suministro eléctrico renovable de Baleares registrada hasta la fecha. Se trata de 40kW de potencia nominal sin conexión a red instalados en el restaurante Es Jardins de Fruiteria, en la zona de Santa Gertrudis (Ibiza).

La apuesta ha sido ambiciosa: el promotor del proyecto ha decidido generar, acumular y consumir su propia energía eléctrica proveniente de fuentes renovables, concretamente energía solar fotovoltaica, prescindiendo del uso de la electricidad convencional que compraba a la compañía eléctrica. Y es que a dicho establecimiento le resulta más rentable suspender la compra de electricidad convencional y evitar obras de ampliación de infraestructura en baja tensión (que tendrían que correr a su cargo) que instalarse 40kW de energía solar.

Su apuesta por las renovables le dará un retorno de la inversión en cuatro años como máximo, fecha a partir de la cual la electricidad le resultará gratuita, tal y como asegura el Grupo Terravita. La clave está en que los generadores solares no llevan partes móviles y sus costes de mantenimiento son prácticamente nulos, sin mencionar el abundante recurso solar con el que cuentan Ibiza y Formentera, superior a los 1.500kW hora/año por kilovatio de potencia instalada.

Los inversores fotovoltaicos de SMA utilizados para esta instalaación son seis Sunny Island 5048, dos Sunny Tripower 15000TL-10 y un Sunny Tripower 10000TL-10, además de otros elementos como el Wind Sensor, Sunny Web Box, Sunny Sensor Box, Batfuse, Temperature sensor, SMA Multicluster Box 12.3, Tarjetas de comunicación SMA DM-485CB-10, SMA DC cable 70.9 y un SMA Comcab IN200. Los equipos Sunny Island ofrecen excelentes posibilidades en cuanto al diseño de sistemas energéticos autónomos. Estos equipos, que están conectados a una unidad de batería, forman una red de tensión alterna autónoma que cumple con los estándares de calidad más exigentes. Además, en el sistema Sunny Island se pueden integrar generadores y consumidores de corriente.

La instalación de 40kW proveniente del campo solar, cuenta con un gestor electrónico de la red, el Multicluster Box 13.3, que asegura el suministro ininterrumpido de electricidad, organizando las diferentes energías disponibles y entregando directamente al bar-restaurante la producción de electricidad de cada fuente sin pasar por las baterías. Así, la producción de electricidad renovable se consume de forma directa y solo si hay excesos de producción estos se dedicarían a la carga de baterías, protegiendo su vida útil al disminuir el número de ciclos de carga y descarga. Este sistema de red aislada deja al generador diésel lejos del protagonismo pasando este a ser el backup o la reserva de potencia que solo arrancará cuando haya picos de consumo, o en días donde la radiación solar no sea suficiente. En definitiva, esto se traduce en más ahorro, pues no solo la electricidad convencional está en una escala de precios imparable, sino que lo están también los combustibles fósiles que además de tener unas tarifas cada vez más elevadas, contaminan el medio ambiente.