Energías Renovables, Español

10 ventajas de la energía solar

Lo primero y muy importante es que tengamos claro qué es la energía solar y para qué sirve, por ello vamos a hacer una breve introducción antes de comenzar a contar todas su ventajas. Llamamos energía solar a toda aquella que se deriva directamente del sol. Podemos encontrarnos con energía solar térmica y energía solar fotovoltaica. La energía solar térmica sirve para producir vapor y energía eléctrica, consiste en calentar un fluido aprovechando la energía solar en forma de calor. En la energía solar fotovoltaica, la luz del sol se aprovecha para generar electricidad incidiendo sobre una célula fotovoltaica. La salida del sol nos ofrece esta energía todos los días y además nos encontramos en un lugar del mundo muy favorecido por esta estrella. Una vez que ya tenemos claro de lo que estamos hablando nos centramos en los beneficios de la energía solar que son muchos tanto para la sociedad, como para el individuo o el medio ambiente. Son más las ventajas que las desventajas de la energía solar, por lo que nos vamos a centrar en las primeras: 1. La energía solar es una fuente inagotable. Es un recurso, una energía renovable que proviene de una fuente inagotable, el sol, que de momento de aquí a unos millones de años no debemos preocuparnos porque se agote. 2. No contamina. Es mucho más limpia que otras energías, no hay contaminación al usarse como si pasa con la energía nuclear. Tampoco hay contaminación por ruido ya que opera con sistemas silenciosos. 3. Tiene un bajo coste. Hay que realizar una inversión inicial de la infraestructura (componentes e instalación) que se puede amortizar a los pocos años ya que no requiere ningún combustible para su funcionamiento por lo que se realiza un gran ahorro económico. 4. Se adapta a las necesidades. Los sistemas de energía solar pueden ser diseñados a medida con el fin de que sean tanto flexibles como expandibles, esto quiere decir que un proyecto solar pequeño se puede aumentar en el futuro según las necesidades. Comenzando con un proyecto pequeño, se puede ahorrar en la inversión inicial. 5. Fácil instalación Su montaje es tan fácil y sencillo que se puede realizar en cualquier lugar ya sean espacios verticales, horizontales, así podemos aprovechar los espacios sin uso para ello. 6. Fácil mantenimiento. Los sistemas de captación solar son fáciles de mantener y conservar al no precisar de ningún suministro exterior para su funcionamiento. 7. Es limpia. Elimina muchas toneladas de emisiones de gases de invernadero en el ambiente anualmente. No genera residuos y su vida útil es mucho mayor a la de otros sistemas de producción de energía. 8. Llega a todos lados. Es ideal para ubicaciones remotas, zonas donde el tendido eléctrico no llega, o las instalaciones al ser difíciles son muy costosas. 9. Infinidad de usos. Se puede utilizar para la generación eléctrica tanto de fábricas como de comercios u hogares. 10. Promueve la creación de empleo. Se necesita mano de obra para la fabricación de paneles solares, realizar las instalaciones y mantenerlas. El uso generalizado de sistemas de energía solar repercute a favorecer la economía de la zona.